Endodoncia, Tratamiento de conductos

El tratamiento de conductos es la forma segura y efectiva de salvar un diente. Conservar la dentadura natural es casi siempre la mejor opción. Un tratamiento de endodoncia consiste en eliminar la pulpa dental cuando se encuentra infectada o inflamada y que causa un fuerte dolor (pulpitis). Una vez que la pulpa se extrae; el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el tratamiento de conducto salva dientes que de otro modo se hubieran perdido. 
Las causas más comunes de daños o muerte de la pulpa son:

  • Dientes fracturados
  • Caries profundas
  • Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados).

Una vez que la pulpa está infectada o muerta; si no se trata, se crea un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección. Un absceso puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.

Aplicación de Flúor

La aplicación tópica de flúor es un procedimiento dental preventivo, en el que el odontólogo aplica la mencionada sustancia sobre las piezas dentarias, para evitar futuras lesiones de caries dental. Ha sido comprobado que:

  • hace más resistente al esmalte de los dientes
  • elimina las bacterias que producen la caries dental
  • evita que los dientes sean dañados por la acción de las bacterias y los ácidos que estas producen luego de que comemos y no nos cepillamos adecuadamente los dientes

La aplicación de Flúor es complementaria a la colocación de sellantes de Fosas y Fisuras, pues mientras el Flúor actúa protegiendo las superficies dentarias lisas, los sellantes se introducen en las hendiduras llamadas Fosas y Fisuras, para evitar que los restos de alimentos y las bacterias penetren en ellas, cariando el esmalte dental.

Solicita tu hora dental aquí

Para todas las especialidades

Nuestro doctor

oscar
Ortodoncia y Ortopedia maxilofacial.
Dr. Oscar Roa

Convenios